INGREDIENTES
– Membrillo Crema
– Plancha de Hojaldre
– Huevo Batido
– Salmón Ahumado
– Champiñones
– Chalotas
– Queso Cremoso
– Leche
– Harina
– Nuez Moscada
– Sal
– Pimienta Blanca
– Mantequilla
– Cebollino Picado
– Queso Rallado

ELABORACIÓN

Estiramos y cortamos la plancha de hojaldre en forma cuadrada con la ayuda de un corta pasta, una primera capa de base grande y una segunda capa más pequeña con un hueco central que pondremos encima y pintaremos con huevo batido. Con la ayuda de un tenedor pinchamos nuestra masa antes de meterla al horno.

La colocamos en una placa de horno con papel parafinado y la metemos al hornear a una temperatura entre 175 y 180 grados durante 12 o 15 minutos (calentar previamente el horno).

Para elaborar la bechamel o relleno del hojaldre picamos la chalotas muy finamente y en una olla las pochamos con la mantequilla, le añadimos los champiñones cortados en cuadritos y lo cocemos todo hasta que el champiñón suelte todo el agua. Añadimos la harina y la tostamos hasta que pierda el sabor a cruda, le añadimos la leche y cocemos hasta conseguir la textura deseada, rectificamos de sal, nuez moscada y pimienta. Añadimos el cebollino picado y reservamos hasta la hora de rellenar el hojaldre.

Colocamos la bechamel en una manga pastelera, cortamos el salmón en lascas de 2 cm y el membrillo en lonchas finitas cuadradas. Procedemos a rellenar el hojaldre al que previamente hemos vaciado el hueco central. Primeramente colocamos una loncha de Membrillo crema, luego unas lascas de salmón y bechamel, volvemos a repetir la operación hasta que nuestro hojaldre este completamente relleno, terminamos con queso rallado y le damos un último horneado final con el horno a 250 grados para que gratine.

Aviso legalPolítica de PrivacidadPolítica de CookiesCondiciones de Venta